No traigo un Yo de repuesto ni Recetas Salvavidas /Solo un Crónico lanzarme al Vacío

sábado, 8 de diciembre de 2012

Despedidas

Desde hace varias semanas que vengo deslizando mientras cuento algo, que me siento bajo el damasco a tejer, o a estudiar con Clara, o a tomar mate con amigos, o lo que fuera.
Este año el damasco está muy cargado de fruta y estamos esperando que madure para empezar a procesarla. La semana pasada, sin embargo él me trajo una bolsa llena de damascos que le regalaron acá. Así que el miércoles bien tempranito arranqué el día haciendo dulce! Y en seguida el perfume me transportó a tantos otros diciembres en un viaje de ida del cual no quería retornar. Después caí en la cuenta de que éste iba a ser seguramente otro de esos recuerdos....pero, bueno, supongo que será tema para dentro de un año....

El jueves a la tarde, y en uno de los días de más calor que pueda haber, partimos todos raudos rumbo al acto de cierre de la escuelita de Inglés de las chicas. Que por cierto, estuvo increíble, como siempre. Un placer las ganas que le ponen entre todos para lograr dos horas que te dan ganas de quedarte pegado a tu asiento mirando, aunque los que actuaran no fueran tus hijos! A la salida nos cruzamos con unos amigos a tomar una cervecita casera y a disfrutar del aire que ya estaba cambiando y se había vuelto, por fin, respirable. Fue un regalo que nos debíamos...relajar un poco, compartir un momento, aunque breve porque finalmente se nos largó la lluvia, ponernos al día, prometer más encuentros, con chicos, sin chicos....Quedamos él, Clarita y yo, y ya que estabámos de festejo nos compramos un chocolate con la intención de llegar a casa y ver una peli, atravesando calles que ya estaban inundadísimas, corriendo bajo la lluvia, empapándonos las sandalias...
Cuando llegamos a casa, además de encontrar un revuelo de perros asustados por los truenos, las tablas de madera de un proyecto en el que estamos trabajando y las herramientas, todo bajo el agua, descubrimos la mitad de nuestro árbol caído sobre el banco blanco, con frutos y nido de hornero incluidos. Casi que nos hubiéramos largado a llorar ahi mismo los tres si no hubiera sido por todo lo que hubo que hacer para convencer a la perra grande de que entrara, por favor, a casa a pasar la noche.
En fin, con el espíritu de #ShowMustGoOn que nos caracteriza generalmente, a la mañana siguiente, mientras yo tejía y él lijaba maderas, Clarita emprendió la tarea de rescate de frutos aptos para hacer chutney. Se juntó una palangana llena!
Ahora, por favor, alguien que me explique de donde voy  a sacar el tiempo para hacerlo...

 [desastre apocalíptico?]

 [Poniendo orden]

 [Muy verdes]

  [Muy verdes]

 [Aptos!]

[El dulce que hice el miércoles]
Pin It

13 comentarios:

  1. uh que pena, no podemos contra la naturaleza no?, ahora que miro tu árbol me arrepiento un poco de haber podado el mismo damasco que planto mi abuelo en mi futura casa, nostalgia de un día de furia... que se recupere pronto el árbol....
    besos

    ResponderEliminar
  2. Y capaz que una poda era lo que tu árbol necesitaba! tené paciencia que ya va a crecer otra vez!!!

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhh!!!! Si que da mucha tristeza, cuando era chica a nuestro arbol de damasco le pasó lo mismo, pero no sobrevivio porque lo arrancó de raíz.
    Tambien estuve haciendo dulce de durazno, un montón, a mi marido le regalaron 2 baldes llenos de duraznos, menos mal que el me ayudo con la cocina!
    Mi hijo mayor me preguntaba si había "venido el apocalipsis" el miércoles que vino el viento fuerte, la verdad que daba para asustarse!!!
    Que te salga rico el chutney y reclutá ayudantes!

    ResponderEliminar
  4. Pero qué maravilla, tienen dulce para todo el año!! Me encantan estas cosas!! Como le puse a Seelvana en su blog, un poco de ese dulce, un poco de yoghurt, un toque de canela y tenés un rico smoothie para disfrutar a la sombra de esos árboles!

    Qué pena lo del árbol, a mí me parte el alma cuando los veo así... pero bueno, de a poco andá preparando chutneys para el invierno! Beso grande Lucía!!

    ResponderEliminar
  5. Ahhh... Lu... lástima que fue una de las ramas grandes no? pero para el año que viene , lo tienes fuerte y hermoso otra vez seguro! Mmmmmmmm dulce,que rico!!!! a parte del pan casero; podrías vender un poco de tu dulce , que de seguro te lo agradecerían ! no hay como las cosas hechas en casa! Besotes!

    ResponderEliminar
  6. Sos maga Lucía, de algún lugar va a salir el tiempo... Se ve muy rico el dulce
    Beso

    ResponderEliminar

  7. Yo tengo un ciruelo minúsculo, al que cuido como loca, mis hijos lo llenaron de pelotazos y se cayeron las 5 ciruelitas (verdes) que tenían y sufrí. Me imagino como estarás vos. Te mando un beso enorme, M.

    PD: subiste acá la receta del chutney? me la pasarías?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahi me pasaron dos...después te las comparto!

      Eliminar
  8. Que mieditooo!!!que rico todo esoooo!!!!!
    un beso lu
    ayez

    ResponderEliminar
  9. Uh Lu, que pena el árbol, ojalá se recupere, yo te ofrezco los míos a partir de la semana que viene (van a empezar a caer)
    besos!

    ResponderEliminar
  10. Holas tardes!! como me gusta pasar por acá y leerte! q lindo hablas..debo admitir q tuve que googlear chutney (no tenia idea que era) jaja! hacendosa q sos!! no se cuantos años tendrás pero le pones una energía a todo tremenda!! te felicito!
    Espero q dejen un poco de pasar esas tormenta dañinas! ojala no haya hecho mucho en tu hogar.- Beso grande desde Bahia Blanca
    Gaba♥

    ResponderEliminar
  11. Que pena!
    Ultimamente las tormentas vienen muy fuertes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Q lástima lo del arbol! Y q lindo hacer dulce, quien tuviera la paciencia de la dedicación a la cocina...
    Besos!
    Nat.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails