No traigo un Yo de repuesto ni Recetas Salvavidas /Solo un Crónico lanzarme al Vacío

miércoles, 8 de junio de 2011

El pan vuelve a salir del horno y varios divagues mas...

Anoche, a un mes y medio de mudados, y después de dos años (y un mes y medio) volví a usar mi horno chileno para hornear el pan que vendo todas las semanas.
Se nos hizo tardísimo porque tuvimos que ir a buscar la harina hasta el Molino; la panadería (otra especie de cocina que me construyó él, donde está el horno y donde amaso) no está en perfecto orden aún, y el horno, por afuera, está bastante cachuzo, porque mientras la casa estuvo alquilada, sacaron una canaleta de lluvia, y se humedeció todo el revoque de barro. A pesar de tantas imperfecciones que generalmente me cuesta tolerar, me la banqué, y disfrutamos de recuperar nuestros antiguos ritos; la memoria de las manos que conocen las maneras exactas de dar vuelta los moldes en el horno sin quemarse, adivinar que la temperatura justa va a estar lista cuando la masa esté lista, el olorcito de la leña y el pan mezclados invadiendo insistentemente mis sueños horas más tarde, cuando ya estaba en la cama; el placer de esa alquimia mágica que se va gestando dentro del horno y  da como resultado quince panes dorados maravillosos que van a pasar a formar parte del día siguiente de otra familia cuando los entregue.
Esta mañana, después de mi clase de Yoga, salí a repartirlos. En cada casa me invitaban un mate, o simplemente unos minutos de charla, o me habían dejado una nota con saludos e indicaciones de donde dejar el pan. 
Vecinos, comunidad, relacionarse, intercambiar, producir, valer, dar, recibir llenan mis reflexiones de Hoy.
y Gratitud.






[la calidad de las fotos no tiene disculpas, pero tenía poca luz y mucho cansancio]

31 comentarios:

  1. Sos panadera! Qué lindo... En cualquier momento me hago una escapada a La Cumbre y me acerco a degustar ese pan con manteca y mermelada...

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo Lucía que vuelvas a recuperar tus rutinas!
    Tu horno mucho más poético que el mío, amasaba hasta que hace unos 5 años me regalaron una máquina de pan, así que muy de vez en cuando amaso.
    Tus fotos divinas como siempre!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Lucía, no sé si entablamos diálogo, creo que no. Igual, como verás no soy muy estricta con esas cosas ;) No me acuerdo!!
    Te contesté en el blog pero por si te colgás y no volvés, te cuento que semejantes señoritas se ve que existen, yo por suerte, muchas no conozco. La verdad es que fue muy gracioso y nos dio tema de joda por varios días para gastar a mi marido -aka el pintor-. Ni te cuento el lookete, que te morís, unos botas con tacazos de 20 cm que me daba miedo contradecirla!!!!

    Me encantaron las fotos! Qué ganas de probar ese pan, me dan ganas de largar todo en Buenos Aires y salir corriendo para allá!Un beso, M.

    ResponderEliminar
  4. hola amiga!
    hermoso texto
    se respira felicidad :)
    beso grande para todos!!

    (quiero tu dire nueva, tengo unas fotos de Clara impresas para mandarte!)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Me encantaron tus divagaciones; el pan parecia que olia hasta aqui,y se siente que estas muy feliz en tu hogar,publica la receta del pan para las que somos nulas en esa materia :) un beso

    ResponderEliminar
  7. Siento desde aca el aroma a pan recien salido del horno! que rico, que placer! beso grande

    ResponderEliminar
  8. que lindoooooo!!!!! Lo q que contas, las fotos , los panes, las fotos, y que volvisteeeeeeeee!!! yupi! beso Lu de Lu!

    ResponderEliminar
  9. Me encantan las cosas sencillas y felices de la vida, aunque me imagino que hornear no es nada fácil :)

    ResponderEliminar
  10. Se te "lee" feliz Lu, a pesar de todas esas cosas que aun no estan acomodadas. Me alegra por vos!!!
    Besote!

    ResponderEliminar
  11. Qué lindas sensaciones transmitis con tu relato.
    Dan unas ganas enormes de sentarse a tomar una taza de té y saborear el producto de esa alquimia que sale de tu horno. Mirá que hasta parezco poeta jajaja...

    Un buen retorno al hogar.

    Felicidades!

    ResponderEliminar
  12. Hola Lucía!!
    Leerte me llenó el alma...hermosos lo que contás!!
    No es sólo la alquimia del pan dorado dentro del horno sino esa magia del dar, el recibir y el compartir!!!
    Un abrazo
    Moni
    www.reciclaresrevivir.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. me encantaría probar esos pancitos hechos con tanto amor!!!!!

    ResponderEliminar
  14. No hacen felta buenas fotos para lograr transmitir esa calidez y esos aromas! Ahora entiendo porque te sentis representada por "la mujer de albahaca", poema del que me enamoré.
    Gracias por haber visitado mi blog! es un gran honor ya que sigo el tuyo desde hace tiempo!. Dale! copate y pasea unos días por Villa Dolores! Besos!

    ResponderEliminar
  15. Hola Lucía,
    que lindos los panes, vecinos, pisos, cocina a leña, sueños, fotos y la vuelta de tu blog!
    Un beso
    María

    ResponderEliminar
  16. aaah Lucía! me da una sensación como que es una tarea que te completa, no sé si se entiende pero me sale así y no quiero parecer rebuscada!

    ResponderEliminar
  17. excelente, todo, todo excelente!!

    ya es la segunda vez en dos día que escucho hablar de horno chileno y no sé lo que es, lo buscaré en google!

    qué bueno todo, me alegro mucho por vos!

    ResponderEliminar
  18. El olor llega hasta aca... Que rico... justo a la hora del desayuno.
    Que lindo que estes de vuelta por aca y con tus rutinas.

    ResponderEliminar
  19. Qué linda tarea la tuya!
    Se te siente bien, otra vez en tu lugar!
    Quiero sorteo de PAN!
    Me anoto primera eh?

    ResponderEliminar
  20. Marce, te juro que lo fantasee en un momento, lastima el envio, no??? Pero ya estoy buscando una excusa para sortear un gorro, no se si es lo mismo!!!!

    ResponderEliminar
  21. mmm qué rico, me encantó todo :)

    ResponderEliminar
  22. eres lo maximo lucia. es un horno de barro? que horno chileno sera? y el pan se integralisimo, hasta lo puedo oler desde aca. que dones mujer.

    ResponderEliminar
  23. lucía...me encanta que hagas pan y lo vendas y lo entregues vos!! diviiiino salio del horno tan altivo y tan noble!!!!pareciera que su aroma llega a tigre!!!!!que lindo post lucía!!! muchisimos besos y muy lindo finde para vos y toda tu familia!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  24. Qué ricos que se ven los panes !!!! Cuando vueva por esos lares voy a rastrearte hasta probarlos

    ResponderEliminar
  25. Que bueno que estas de nuevo en ritmo con las cosas que te gustan y te hacen feliz.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  26. Hola Lucía me encantaría que me mandes la receta que me contaste. Una amiga de mi hija es celíaca y me vendría genial porque siempre quiero cocinarle algo rico para ella también y nunca sé bien que le puedo hacer. GRacias, un beso, M.

    ResponderEliminar
  27. Que bueno que estás otra vez amasando y horneando. No se como será pero a mi cuando estoy con cosas internas dando vueltas, amasar me alivia!
    Besos, Ana

    ResponderEliminar
  28. aaaaay lu, me muero! leí tu post y me dieron ganas de tener otra vida. siempre quise amasar pan ... pero más me gusta el destino del tuyo. comunidad. piel de gallina. gracias por existir!!!

    ResponderEliminar
  29. vero mariani venite para las sierras unos dias y yo te llevo de paseo y te hago pan!!! te morisss!!!!! ajjajajaja!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails